Tu boda, sobre ruedas

Como siempre decimos, la pareja de novios es quien debe establecer las necesidades de su boda. El límite es el cielo y lo más sencillo a veces también puede ser igualmente bonito y digno de recordar. Es por eso que podemos dedicar más o menos tiempo y dinero a pensar ciertos detalles que completarán todo lo que supone esa gran celebración. El coche en el que llega la novia (también el del novio, pero menos) es uno de esos ‘flecos’ al que podemos hacerle más o menos caso. Podemos recurrir a algún familiar, amigo o conocido que tenga un coche bonito para que nos lo deje ese día, aunque lo cierto es que el mercado abre ante nosotros un abanico de posibilidades muy amplio para que podamos elegir lo que más nos guste y aprovechemos para darnos ese capricho también como regalo de bodas.

Carruajes. Ideal para las más tradicionales y románticas. Si siempre te has imaginado bajando de una calesa para llegar a tu boda, ésta es tu opción. El precio dependerá de la cantidad de caballos y también de lo lejos que deba desplazarse. El precio medio es de unos 400 euros.

De lujo. Montarse en un cochazo con todas las comodidades del mundo y que además le dé un toque de lujo a nuestra boda es lo que conseguiremos si optamos por coches como un Mercedes, un BMW, o algo estilo limusina. El color podrá ser blanco, negro o gris plata, sin olvidarnos de los azul marino.

Deportivos. Para novios un poco más arriesgados y que quieran darle un punto más joven y dinámico a su boda. Llegar en un descapotable o bien en un superdeportivo como un Ferrari, un Porsche o un Lamborghini no sólo queda bien en las fotos sino que hará las delicias de aquellos que siempre han querido montarse en uno y huir juntos después del banquete hacia la aventura.

Clásicos. Los coches clásicos son un buen compendio de lo que se puede pedir a un coche de boda: lujo, elegancia y originalidad. Un Chevrolet Phaeton, un Morgan, un Citröen, un Rolls Royce, un Lincoln o un Jaguar aportarán una exclusividad a vuestra celebración que no se consigue de otra manera. Los precios se mueven entre los 350 y 500 euros, dependiendo del modelo elegido.

Originales. Y si lo tuyo es salirse de lo habitual, ¿qué mejor que llegar en un Mini del año 70? ¿O en un Seat 600? ¿O en un Beetle antiguo? Sí, son coches clásicos igualmente, pero la diferencia es que la elección de estos coches nos habla de unos novios más originales y atrevidos, que quieren ante todo, divertirse el día de la celebración. Llegar en moto con sidecar, en helicóptero o en bicicleta son otras opciones todavía más audaces, aunque todo dependerá del vestido de la novia y de lo que signifique en la historia de la pareja o de sus familias respectivas ese vehículo. Si no que se lo digan a estos novios chinos, que eligieron acudir en una carretilla elevadora o estos otros, también de China, que llegaron encima de una excavadora.

Did you like this? Share it:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

The Fotoshop, ganador Wedding Awards 2014 bodas.net
Facebook
Twitter