La boda católica: protocolo y costumbres

DSC_6552

Aunque pueda parecer que cada día es menos común casarse por la iglesia, ya que la mayoría de los consejos y sugerencias que encontramos en Internet hablan de bodas civiles, lo cierto es que la opción de boda católica sigue siendo la más extendida en nuestro país.

Por eso, hoy queremos dedicar el blog a explicar algunos conceptos básicos sobre el protocolo de este tipo de ceremonia que posee una fuerte carga emocional y un estilo realmente romántico y conmovedor.

En la boda católica, la tradición indica que la novia debe llegar a la iglesia acompañada del padrino y entrar a la iglesia mientras suena la marcha nupcial (existen tres tipos de marchas nupciales, ya os hablaremos de ellas en otro post). Si habéis elegido llevar damas de honor, pajes o niños de arras, éstos, al contrario que en la mayoría de las bodas civiles, deben entrar después de la novia, vigilando no pisar el vestido y guardando que la cola esté perfectamente colocada.

DSC_6497

Una vez la novia ha llegado al altar, la colocación de la corte nupcial suele ser, siempre mirando hacia el altar, de la siguiente manera (de izquierda a derecha): madrina, novia, novio y padrino. Aunque, en bodas muy formales, los padrinos pueden estar situados a un lado del altar, en vez de al lado de los novios.Del mismo modo, los familiares y amigos de la novia deben colocarse en el lado izquierdo de la iglesia, mientras los allegados del novio deben colocarse a la derecha.

Durante la ceremonia, el párroco reclamará las alianzas que deben colocarse en el dedo anular derecho, salvo en algunas zonas, como Cataluña, donde se colocan en el anular izquierdo. Asimismo, tanto los anillos como las arras deben ser intercambiadas siempre primero de esposo a esposa y luego de esposa a esposo.

DSC_6228

Además, la tradición dicta que sea el padrino el que haga custodia de las alianzas y la madrina de las arras. Aunque también es común que existan niños de arras, que serán los encargados de llevar estas últimas. También es cada día más común que sean niños quienes lleven la alianzas, aunque en teoría esto rompería con el protocolo.

Otro factor importante en las bodas católicas es que los novios antes de comulgar (gesto imprescindible por supuesto en estas ceremonias) beban del cáliz.

Si la boda es muy formal, también se exige que la novia lleve el rostro tapado por el velo hasta el momento en que el cura proclame que los cónyuges están casados, momento en el cual el novio levantará el velo de la cara a su ya esposa para besarla, con el tradicional “puedes besar a la novia”.

00821

Finalizado el acto, y aunque se trate de una boda religiosa, al menos en España es obligatorio que los novios firmen el acta matrimonial, junto con los testigos, para que posteriormente se proceda a la inscripción del matrimonio en el Registro Civil.

Por último, la salida de la iglesia debe realizarse en este orden: primero los novios del brazo, detrás los padrinos, los niños de arras y damas de honor. Si los padres no son los padrinos, también pueden salir el padre de la novia del brazo de la madre del novio y viceversa. A la salida de la iglesia es tradicional que se produzca la lluvia de arroz (que también pueden ser pétalos, confeti o, muy de moda últimamente, pompas de jabón).

Did you like this? Share it:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

The Fotoshop, ganador Wedding Awards 2014 bodas.net
Facebook
Twitter