El mejor maquillaje para tu boda… y para las fotos

Una boda es un gran acontecimiento. Se prepara con mucho tiempo de antelación: se elige el lugar de la ceremonia, de la celebración, los invitados, el vestido, las invitaciones, y cómo no el fotógrafo o fotógrafos que inmortalizarán en imágenes ese día tan especial. Siempre se habla de lo importante que es sentirse bien ante los flashes, de ahí la existencia de la preboda, que por si no lo sabes, es una especie de ensayo general (ya hablaremos de ello en próximos post) para que los novios os relajéis y perdáis el miedo a la cámara. Pero tampoco hay que olvidar que en ese día la clave, pese a los nervios, los imprevistos, los invitados y multitud de cosas que puedan surgir, es que os sintais cómodos, relajados, naturales y espontáneos. Y para ello es necesario elegir un atuendo que nos haga sentir bien vestidos y guapos sin que eso suponga ir disfrazado. Lo mismo ocurre, y de eso hablamos hoy, con el maquillaje. 

Elemento a tener en cuenta no sólo de cara a nuestro aspecto en directo sino también en las fotografías, el maquillaje elegido (sobre todo en el caso de las novias) tiene que ser como un guante, tiene que estar, sin forzosamente notarse demasiado. Aunque tendencias hay muchas y, obviamente todo depende del vestido, de si es una boda de noche o de día, de si es más formal o informal, la más habitual y la que normalmente nunca falla es la del maquillaje lo más natural posible. Es decir, el que destaque las virtudes de la chica, ocultando sus defectos, pero no por ello creando una máscara que nos haga olvidar quién es.

Los tonos neutros, que den al rostro un aspecto saludable, relajado y alegre, son lo más utilizado en maquillajes para novia, con tonos marrones o blancos para los ojos. También dependerá de tu tono de piel, del color de tu pelo, del del vestido. Si en cambio lo que quieres es contrastar un poco, se aconseja elegir un tono de sombra de ojos del grupo cromático contrario al color de tus ojos. Es decir, si tienes los ojos marrones, opta por los azules o verdes. Y al contrario, si los tienes verdes o azules, decántate por tonos más cálidos. Ayúdate de tonos marrones más oscuros para darle forma a los párpados, con el típico triángulo o pico al final del ojo.

El color de los labios dependerá de lo extremada que quieras ir, desde los rosas-marrones más naturales, a los rojos más subidos y agresivos. Pero siempre, y nunca debe faltar, habrá que dar un toque final con el colorete, que es como la guinda de cualquier maquillaje. De nada sirve ponerse una base que uniformice, que unifique nuestro rostro, si luego no lo esculpimos con el colorete. Y no pienses que todo se basa en esas sombras marcadas que se llevaban en los ochenta. La existencia de coloretes más ligeros, mineralizados y de cobertura ligera, dan un rubor muy natural con un acabado perlado.

Pero si quieres ver una demostración mucho más práctica aquí te proponemos algunos vídeos con los que podrás inspirarte. Son propuestas de Max Factor, Pro Look y L’Oreal Paris.

http://www.youtube.com/watch?v=oHQJBy–UeY

http://www.youtube.com/watch?v=eetNI6lRBHY&feature=related

http://www.youtube.com/watch?v=jUChcWkvJ2s&feature=related

Did you like this? Share it:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

The Fotoshop, ganador Wedding Awards 2014 bodas.net
Facebook
Twitter